¿Qué trae el Peso Chileno Digital?

Online y offline, hasta que la tecnología avance

Photo by André François McKenzie on Unsplash. Lo siento, no encontré otra foto mejor que ésta sobre las monedas digitales.

Bienvenido al mundo de las monedas que no existen

No voy a repetir lo mismo que varios artículos en la Internet explican sobre las criptomonedas. Hay bastante material dando vuelta, mejor de lo que podría explicar. Sólo debemos entender que en sí no se tratan de monedas o billetes “digitales”, sino de la computación de un monto producto de transacciones anteriores. Puesto de otra forma, es algo así como una cartola de papel de las que tenía tu abuelo para saber cuánto dinero le quedaba, donde estaba escrito los retiros, los depósitos, y el saldo final.

Moneda sí o moneda no

Hay dos principios de implementación económica para una moneda digital. La primera, y más obvia, es simplemente “incorporar” la tecnología a la moneda actual, el CLP. Cada vez que se moviese dinero desde o hacia un banco, se haría usando un protocolo definido, en vez de simplemente sumar y restar números en una base de datos.

Un peso es un peso

El primer cambio frente a otra criptomoneda sería que cada peso digital tendría su valor respaldado por el Peso Chileno. Puesto de otra forma, CLPD$ 1.000 serían iguales a cualquier billete de 1.000 pesos dando vuelta, por muy gastado que esté o graffitis chistosos tengan.

Un peso digital vale su peso

El marco legal del peso, aparte de reconocerla legalmente, es lo que va a marcar su adopción.

De la nada se crea de un peso

En términos computacionales, crear una moneda digital costaría energéticamente nada, mucho menos que la técnica Proof of Stake usada por algunas criptomonedas, porque sólo habría una fuente de la verdad y un emisor: el Banco Central.

Las repercusiones de la moneda digital

Existen varias aristas importantes a la hora de discutir si la moneda digital es el futuro. Si bien muchos consideran que “son inevitables”, todavía hay cosas que sortear, y algunas cosas que podrían molestar a más de alguien.

Adiós a la anonimato

Como todas las transacciones contendrán el emisor, el receptor, y el monto, sería muy fácil para el Banco Central trazar dinero. Aún con algo de ofuscación, los Bancos podrían hacer lo mismo con lo que sale y entra a las cuentas de sólo sus clientes, los datos maestros estarían en un lugar.

  • Si Pedro decidió depositar billetes falsos, y luego pasarlos a CLPD, la cadena de transacciones se podría rastrear antes que siguiese haciendo daño.
  • Si Manuel decide comprar armas en CLPD, es fácil identificar quién pagó y para dónde fue a dar. Blanquear dinero sería imposible, o extremadamente difícil.
  • Si Zokimish S.A. decide realizar boletas falsas con grandes sumas de dinero para la campaña de un candidato presidencial, se va a saber tarde o temprano una vez se destape la olla.

Sin internet, sin dinero

El otro gran problema de cualquier moneda digital, independiente de su implementación, es la nula verificación de transacciones sin Internet. Al no existir un tercero que verifique movimiento de dinero entre dos partes, se rompe la cadena de confianza.

Adiós al intermediario

Algo que tomará mucha fuerza será la eliminación del intermediario a la hora de mover dinero, lo que permitiría, en teoría, mayor libertad financiera.

Expropiado del blog de Continuum.

Nada falso

Hace mucho tiempo atrás, falsificar transacciones y comprobantes de depósito era fácil. Imprimir billetes, “mojarlos en té”, se hacía de todo para que parecieran idénticos. La moneda digital desecha todo eso por la borda.

Photo by Alicia Razuri on Unsplash

Impuestos en un click

La gran panacea de la moneda digital, y la gran trazabilidad que poseen, es que se pueden usar para rendir impuestos. Si toda transacción tuviese metainformación, no habría nada que “cuadrar”. Si una empresa o persona opera exclusivamente en CLPD, la operación de renta y el descalabro de todos los contadores en marzo sería cosa del mañana.

Análisis en un dos por tres

Bancos, por otra parte, podrían analizar transacciones de sus clientes y entregar datos de desempeño y expectativas de acuerdo a los ingresos y egresos, en tiempo real.

Graphic Designer graduate. Full Stack Web Developer. Retired Tech & Gaming Editor.

Graphic Designer graduate. Full Stack Web Developer. Retired Tech & Gaming Editor.